Aunque la nueva doctora del cuertel era una madurita entradita en carnes, cuando llevas días de maniobras y sin follar, y te lo ponen en bandeja, pues hasta la muerte sabe buena dicen no???… pues a esta gordita viciosa la pusieron entre cuatro compañeros del cuartel a tope de pollas, es más la tía no daba crédito a sus ojos… ella una gorda cuarentona follando con varios jovenes militares a la vez, el sueño de su vida vamos….